sobre-Dani-Parres

Sobre mí

Sobre mí y mi vida en el mar

Hablar sobre mí es hablar de una vida ligada al mar. Ya a los 3 años jugaba con una tabla en el mar y poco después mis padres me enseñaron a bucear. De esta manera, a los 13 años ya era un experto buceador en apnea y me inicié con escafandra autónoma.

Del buceo, a los 14 años, pasé a la vela de crucero. Después de participar en varias regatas y de conocer el sabor de la competición, me decidí por el windsurfing, mi gran pasión. En tan solo 4 años ya estaba en la élite nacional de este deporte y, poco más tarde, patrocinadores como Panama Jack y Red Bull contaban conmigo. Y eso solo fue el principio.

Soy agua, el mar es mi universo.

 

 

Windsurfing

El windsurfing me ha dado grandes momentos, lo he practicado en todas las modalidades y he conseguido los mejores patrocinadores: Red Bull y Pánama Jack, con los que aún mantengo una estrecha relación.

En wind, como profesional, participé durante 20 años en la Copa del Mundo con bastantes buenos resultados, en el circuito nacional, también he estado arriba en todas las modalidades. Y eso que no lo tenía demasiado fácil. El trabajo no me dejaba demasiado tiempo para entrenar y las condiciones de Santa Pola no eran las mejores para entrenar.

retos deportivos

Ambicioso deportista, además de competir, siempre he buscado superarme a sí mismo y esa actitud vital me llevó a plantearme grandes retos deportivos. Los más destacados han sido la travesía Denia-Ibiza, con la que conseguí el récord de navegación a vela. Fue una preparación complicada porque eran necesarias unas condiciones concretas, pero logré navegar los 90 kilómetros que separan la isla de la península.

Sin embargo, mi Gran Reto fue enfrentarme a la ola Jaws en Hawaii. Esta es una ola mítica que solo se da unas pocas veces al año y que puede alcanzar los 20 metros de altura. Y lo complicado no solo fue surfearla con la tabla y la vela, sino también llegar hasta ella. Fui el primer español que lo consiguió y literalmente me jugué la vida, pero me salió bien.

Ya después de varias lesiones y pensando en abandonar la competición de wind, me formé como entrenador de este deporte y llegué a dirigir entrenamientos nacionales con la Federación.

kitesurfing

Pero no iba a detenerme en el windsurfing. Tengo espíritu pionero, es cierto, lo he demostrado en el mundo empresarial, pero antes en el deportivo. Cuando ya tuve que dejar el wind profesional, empecé a indagar en el mundo del Kitesurfing. Cuando lo conocí me apasionó, peleando mucho conseguí regularizarlo en España y desarrollar las distintas facetas necesarias para ponerlo en marcha en el territorio nacional, desde la creación de los estándares de las escuelas de enseñanza, hasta la organización de campeonatos de España. No he competido demasiado en esta modalidad, porque me ocupé más de organizar y formar parte de jurados. Impulsé la creación de la AEK (Asociación Española de Kite), desarrollé este deporte en sus centros deportivos y organicé mi propio equipo, el Parres Watersports, con riders que participaron en competiciones internacionales. Uno de ellos en 2017 alcanzó en 5º puesto en el campeonato de Europa.

Cuando el kitesurfing ya estuvo consolidado, busqué el modo de seguir con la evolución de los deportes náuticos y empecé a investigar en el ámbito del Stand Up Paddle (SUP). Me puso en contacto con Fernando Labad y Guillermo Peña para conocerlo y colaborar con ellos en su difusión. Más tarde, ya empecé a organizar eventos de paddle surf, el primero fue en el 2008.  También me dediqué desde el principio a investigar la técnica y transmitirla. La enseñanza siempre me ha gustado mucho y en un deporte en el que es fundamental, formar a deportistas me interesa mucho. Pero, pese a todo, mi espíritu deportista me ha llevado de nuevo a la competición y a plantearme nuevos retos, como el de la Molokai.

Mi actualidad

Ahora vivo volcado en el SUP desde 2015, en todas sus modalidades y como competidor, entrenador y profesor. Además colabora con la Federación en la enseñanza de los grados de formación. ¡ojo, eso no quiere decir que no siga investigando! En esta última temporada estoy avanzando mucho con el fóil en todas las modalidades de deportes de deslizamiento.

Pero es cierto, el paddle surf (SUP) me está dando muchas alegrías en muchos aspectos. He creado un equipo de competidores de entre 18 y 11 años que ya ha conseguido los mejores resultados en pruebas nacionales e internacionales, como el Campeonato de España absoluto.

Empecé en esta disciplina colaborando con la puesta en marcha del circuito de la Volvo.  Esto dio paso a la puesta en marcha del Circuito del Mediterráneo, que es uno de los más importantes de España y se celebra principalmente en la provincia de Alicante, aunque se está ampliando a toda la Comunidad Valenciana (el circuito 2018 ya tiene pruebas en Valencia y Castellón).

Pues ese espíritu emprendedor, también me llevó a compatibilizar mi faceta deportiva con la creación, en 1988, de los centros náuticos Parres Watersports, que han llegado a formar parte de la élite nacional de centros náuticos. Estas escuelas han sido de referencia en España y he creado productos que sirvieron de espejo para clubes y escuelas náuticas deportivas. Lo que también considero un grano de arena.

Reconocimientos públicos

Tengo que ser agradecido y reconocer que durante mi larguísima vida deportiva me han llegado varios reconocimientos públicos de los que guardo los mejores recuerdos:

  • Portador de la antorcha olímpica en los juegos del 92
  • Medalla al mérito deportivo de la federación de vela
  • Trofeo Caléndula de los medios de comunicación como destacado deportista
  • Reconocimiento de los empresarios de Elche como gran deportista de la Comunidad

 

Pero no me gusta estancarme así que, sí, sigo en activo como deportista en SUP, entreno y formo a mi equipo deportivo, pero, además tengo un proyecto que me ilusiona mucho: la creación de un centro de alto rendimiento de deportes náuticos que se completará con un club social. No es fácil, pero ahí seguimos.